¿Cuál es el mejor momento para podar árboles y cómo hacerlo?

¿Estás pensando en podar tus árboles? Descubre cuál es el mejor momento para hacerlo

Poda de árboles

La poda de árboles es una tarea que debe realizarse en el momento más adecuado para que tenga un efecto positivo y no negativo. Por ello, es importante cuidar la técnica y la época del año en la que se realiza la poda de árboles, para aprovechar todos sus beneficios.

En este artículo, expertos en poda de arboles Madrid, nos sugieren cuándo es el mejor momento para podar árboles y cómo debe hacerse.


¿Qué es la poda de árboles?

Según expertos en poda de arboles Pozuelo de Alarcón, la poda es el proceso de recortar un árbol o arbusto. Si se realiza correctamente, la poda puede aumentar el rendimiento de los frutos, por lo que es una práctica agrícola habitual. En la producción forestal, se utiliza para conseguir tallos más rectos y menos brotes, y por tanto mayor calidad.

El otoño es la mejor época para podar árboles, porque segregan menos savia cuando descansan. Es una intervención sencilla, pero hay que saber dónde y cómo cortar. En caso de duda, es mejor consultar a una empresa de poda de árboles especializada.

La poda consiste en la eliminación total o parcial de las ramas secas, mal orientadas o muertas. Una buena poda mejora notablemente la salud del árbol y previene las enfermedades que pueden afectarle. Se puede producir un crecimiento importante si no se poda correctamente. Esto se debe a que el árbol gasta mucha energía tratando de hacer crecer nuevas ramas en el borde del tronco.


El mejor momento para podar los árboles

Según expertos en poda de arboles las Rozas, el mejor momento para podar los árboles es a finales del invierno, porque el árbol está sin hojas, lo que permite ver mejor las ramas.

El crecimiento no se ve afectado, ya que no se requiere la producción de savia al estar en pleno crecimiento (primavera y verano). En función de los objetivos alcanzados (floración, producción de frutos de sombra, volumen), cada planta requerirá una o varias podas. La poda es más conveniente cuando las plantas están en reposo vegetativo.

Normalmente, en la mayoría de los casos, esto debe hacerse en otoño o, según el clima, al final del invierno, cuando haya pasado peligro de heladas importantes que puedan dañar las plantas. Algunas plantas de floración invernal deben podarse durante la pausa vegetativa del verano. Los árboles y arbustos ornamentales que florecen en primavera suelen podarse después de la floración y no en invierno.


¿Cómo hacerlo?

La poda se inicia desde la parte inferior del árbol, casi hasta la mitad de su diámetro, a unos 20-30 cm del tronco del que procede, unos 10 cm más adelante, se realiza un nuevo corte desde la parte superior para separar las ramas, que se rompen por su propio peso sin perder la corteza.

Al cortarlo, retira el muñón restante. En general, se puede decir que el mejor momento para podar los árboles frutales es cuando aún no han aparecido las primeras hojas, pero están a punto de hacerlo, o cuando se está cosechando la fruta. De este modo, las heridas de la poda pueden cicatrizar rápidamente, reduciendo el riesgo de infecciones fúngicas o víricas.

En estos casos, las ramas invasoras, en nuestro caso la mimosa, deben ser podadas. En estos casos, hay que podar las ramas invasoras. Para este trabajo tendremos que cortar ramas gruesas, utilizaremos una motosierra y tomaremos las medidas de seguridad necesarias.

Los árboles nos protegen del calor gracias a la sombra que crean y aumentan la humedad del aire, lo que hace bajar la temperatura. La poda debe realizarse cuando el árbol está creciendo y hay poco flujo de savia. Una poda inadecuada o prematura puede provocar infecciones por hongos, que pueden causar la putrefacción del árbol.

Por otro lado, dejar ramitas junto al corte permite que la savia no interrumpa bruscamente su camino de ascenso.

Para que el árbol comience a sanar, la herida debe estar limpia y sin desgarros. Para ello, es necesario utilizar herramientas afiladas y cortar en el lugar adecuado. Exactamente en la unión con la rama madre o en la intersección de dos ramas se forma una «y». Asegúrate de que no están a ras del tronco.

La humedad favorece la putrefacción y el ataque de los hongos. Además, hay que respetar el cuello (la zona de la base de la rama) al hacer el corte, ya que allí se concentran las células que ayudan a la cicatrización de la herida.

¿Cómo hacerlo?


La importancia de podar árboles

Según expertos en poda de arboles Majadahonda, la poda adecuada puede ayudar a controlar el tamaño de la planta en el jardín y a mantener los árboles siempre verdes y en las proporciones adecuadas, ya que se eliminan las ramas innecesarias y las estructuras no deseadas que pueden afectar negativamente al buen aspecto de la planta, consigue un jardín bonito, por lo que te recomendamos que sigas las siguientes sugerencias para una poda adecuada:

Hay que eliminar todos los árboles y ramas muertas para que el jardín sea seguro en invierno, con nieve o viento. También es aconsejable recortar las ramas frágiles que hayan caído sobre las casas, los aparcamientos y las aceras, y vigilar cuidadosamente que las ramas caídas no causen lesiones a terceros o daños a la propiedad privada. Es beneficioso recortar las ramas que puedan interferir con las luces de la calle, los semáforos y las líneas eléctricas.

Esperamos que con esta información puedas aprender más sobre cuándo es mejor cortar los árboles y cómo hacerlo.

5/5 - (1 voto)
Revista EXITOEMPRESA

Revista ÉXITOIDEA, está formado por un equipo de redacción apasionado por las empresas de nueva creación, empresas innovadoras y las start-ups
revista exitoidea.

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    4 × cuatro =